Programados: la publicidad define nuestro mundo

En ocasiones, la publicidad, sin dejar de ser publicidad es contrapublicidad.

A través de la parodia y el humor y con la eficacia habitual del lenguaje publicitario, este minuto y medio producido por McCann pone sobre el tapete el tema del control cada vez más intenso de nuestras vidas por parte de los algoritmos que poco a poco van invadiendo nuestro ámbito de decisión, desplazando la incertidumbre característica de la libertad humana por la fría eficacia sin errores de las fórmulas matemáticas.

“Programados para ser libres expresa paradójicamente uno de los rasgos más característicos de la condición humana, la libertad, que ahora la tecnología -buscando la eficacia que señalábamos en nuestro post anterior-  pone en riesgo. La persona humana encuentra en el ensayo-error la fuente de su construcción personal que en cada ser humano es única e irrepetible. El ciberoptimismo, en el fondo, solo nos ve como máquinas imperfectas y predecibles en el análisis sociológico de los Big Data. Pero esa imperfección que nos define y nos aleja de la máquina, es precisamente nuestro rasgo más personal e insustituible. 

Anuncio de Aquarius | Programados para ser libres

La aplicación P.I.L.I.“Pequeñas Ideas Liberadoramente Impredecibles-, esa App que fortuitamente descubren sus creadores, pone en manos de los usuarios un algoritmo tan alocado como solo puede serlo el propio ser humano porque no responde eficazmente a nuestras necesidades, sino de un modo absolutamente aleatorio, sorprendente, impredecible y por eso liberador.

“¿No estará la inteligencia artificial pasándose de lista?”. Más allá  de la anécdota paródica que puede ser una caricatura, y más allá del objetivo comercial de meter en nuestra memoria la marca anunciada, la publicidad analiza la realidad humana para manipular nuestros deseos, bebe de la realidad social poniendo de manifiesto sus rasgos esenciales. En esta ocasión ha rastreado y detectado un problema con el que nos enfrentamos: la dictadura del algoritmo. Ha dado en el clavo.

Todo lo demás – como dice el spot- sería peligrosamente estúpido». Ya lo está siendo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Programados: la publicidad define nuestro mundo

  1. Juan Boza Samanes dijo:

    Quién se lo hubiera dicho a alquel “Libro Rojo de la Publicidad”… Muy bueno y certero el artículo

  2. Pepe Boza dijo:

    Gracias, Juan.
    Entre bromas, anticipa un futuro que está siendo ya presente.

Responder a Pepe Boza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.