Negro sobre blanco

Trata de oír lo que no se oye: 

no tengas miedo del silencio.

Trata de ver lo que no se ve:

no tengas miedo de apartar la

mirada.

De nuevo: desconecta para

conectar.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.