Nadie acabará con los libros, Umberto Eco y Jean Claude Carriere (y 6)

Imágenes, realidad, verdad: «Cada día vemos hasta qué punto las imágens puedes ser engañosas. Se trata de falsificaciones sutiles, tanto más difíciles de determinar puesto que se presentan como “imágenes”, es decir, como documentos. [Como testimonios; como certificaciones podríamos decir: lo veo, luego existe, esto no ha salido de una mente, ha ocurrido puesto que lo estoy viendo. Pero] En el fondo, nada resulta más fácil que enmascarar la verdad. […] El rostro de un hombre que se muestra una primera vez después de la visión de un plato lleno de comida y una segunda vez después de ver un objeto repugnante, no producirá la misma impresión en el espectador. En el primer caso, el rostro sugiere deseo; en el segundo, disgusto. La mirada acaba viendo lo que las imágenes quieren sugerir. [Esto es un montaje, se dice…]
… las imágenes, en las que vemos a menudo cosas distintas de lo que efectivamente muestran, pueden mentir aún más que el lenguaje escrito o las palabras. Si queremos mantener cierta integridad de nuestra memoria visual, tenemos que enseñarles también a las generaciones futuras a saber mirar las imágenes. Es otra prioridad
Otra más que, seguro, nos trasladan a la escuela.
Aquí concluimos. Subiremos estos post en un solo texto a nuestra página Pensar los medios.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nadie acabará con los libros, Umberto Eco y Jean Claude Carriere (y 6)

  1. jose luis dijo:

    Hombre, es verdad que una característica de la “imagen” en sentido estricto (considerada como “imago” de lo que existe)es ésa, la de acreditar “en exceso” la realidad de las cosas alterándolas (aun al margen de la intención) a nuestra lectura. Ahora, enseñar a leer las imágenes para superar la característica (no llega a “propiedad”) explicada….. ¡hummm! no sé, no sé si es ello posible. Lllevo años pensando en ello y no se me ocurre cómo puede hacerse.

    José Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.