Máxima digital

Resultado de imagen de prosumidor

La televisión abierta y gratuita no ha sido desde siempre sino una fábrica de espectadores a los que convocar para vendérselos a los anunciantes. El consumidor de imágenes, publicidad, información y entretenimiento era ya el producto. Los audímetros que medían las audiencias ponían el precio. Lo analizó extensa y profundamente Javier Echeverría en ese clásico que es Telépolis.

Google, Facebook, Amazón, Twitter, Tinder, Whatsapp… y todas las Apps que se nos ofrecen un servicio más o menos valioso gratuitamente no son sino una extensión ampliada de ese mismo negocio. Siguen vendiendo mirones, pero ahora, además, almacenan, descomponen, analizan, segmentan, clasifican toda la información que con la interactividad 2.0 vamos dejando con nuestra presencia en la red: un auténtico tesoro para el márquetin comercial o político o sociológico…

Recuerda siempre esta máxima que hoy podemos calificar de profundamente digital:

«Si  tú  no  pagas  por  un  producto, es que  el  producto  eres  tú»

Referencias

Telépolis, Javier Echeverría, un clásico imprescindible

Telépolis en el blog

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.