4ª Sesión de “140 Caracteres…”: Videojuegos

Ayer tuvimos en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza, la cuarta sesión del ciclo “140 caracteres…” que impartió Juan Boza sobre el tema de los Videojuegos.

Fue francamente interesante y os resumo aquí un poco el contenido.

Tras definir y profundizar en la definición y características del juego, recordándonos la riqueza que encierra para el desarrollo de los menores hasta el punto que constituye un derecho de la infancia declarado por la ONU, incidió en la quiebra que produce la aparición de la pantalla a partir de la televisión en el horario y los hábitos de los menores.  Se trata -dijo- de una pérdida cualitativa y cuantitativa: la televisión como pantalla, nos sienta, nos inmoviliza, nos aleja del juego destacando -como lo hacía hace 20 años Alejandra Vallejo Nájera- que la clave de la influencia de la televisión  en la sociedad no está solo en los contenidos, sino en lo que dejamos de hacer cuando la vemos.

La sucesiva aparición de las consolas, internet, el ordenador, las tablets y los móviles no han hecho sino profundizar en esa lbrecha digital, entendida esta vez la expresión como la distancia cada vez mayor que nos separa del mundo físico. Ahora sí jugamos, pero sustituimos el juego físico por el ocio electrónico. Se trata de nuevo -como tantas otras actividades digitales- de un sucedáneo del juego real y físico.

Tras un pormenorizado y completo recorrido por las distintas clases de videojuegos, deteniéndose en la descripción de los más significativos por el número de usuarios, por la calidad de sus gráficos, por el nivel de adicción que provocan, etc… explicó detalladamente el mecanismo cerebral de la adicción que provoca este tipo de actividad lúdica, que suscitó un gran número de preguntas entre los asistentes y fue muy enriquecedor.

Finalmente, tras afirmar que “el aburrimiento es creativo“, incidió de nuevo en la importancia de que  se aleje lo más posible de la primera infancia el contacto con las pantallas, de que se racione sabiamente el tiempo de consumo de los niños y adolescentes y, sobre todo de que se les ofrezcan alternativas y un entorno rico de actividad cultural, física y relacional. De hecho, afirmó con rotundidad que “en la medida en que una vida se llena de vivencias reales ricas, la cantidad y el impacto del ocio electrónico  se empobrece, es decir, disminuye o apenas afecta“.

Prueba del interés de la conferencia fue el largo coloquio que la siguió con las intervenciones, dudas y preguntas de los asistentes que pusieron de manifiesto la preocupación de padres y profesores por esta invasión del ocio digital.

La próxima conferencia, el próximo 21 de febrero,  también la impartirá Juan Boza sobre el tema de “Sistemas de control parental: filtros y controladores para el ordenador y el móvil”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.